Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar

video

Cómo filmar el espacio, según George Cukor

George Cukor (7 de julio de 1899 – 24 de enero de 1983), fue un director de cine norteamericano, uno de los más importantes de la mejor época de Hollywood. Reconocido especialmente por una gran cantidad de obras maestras, entre las que se encuentran “The Philadelphia Story, 1940” (Historias de Filadelfia), “The Women, 1939” (Mujeres) o “Gaslight, 1944” (Luz que agoniza).

“Susan and God, 1940” (Susana y Dios), resulta una de sus películas más flojas. Cuenta la historia de reconciliación entre Susan (Joan Crawford) y Barrie (Fredric March), después de que su hija Blossom (Rita Quigley) le pida a su padre pasar un verano los tres.

El fragmento es una de las escenas finales de la película, cuando Susan decide irse a Newport a predicar una nueva filosofía que ha aprendido de su viaje a Europa, dejando a su marido y a su hija en casa, rompiendo con el pacto establecido de mantenerse juntos hasta el final del verano y no presentándose al cumpleaños de su hija, tal como prometió.

Lo interesante de la escena radica en entender las palabras del guión, seguramente, resumiendo, dirían algo como: “Susan se dirige al andén, el tren llega, Susan no se mueve, el tren arranca”. La grandeza de un gran director radica en transportar estas sencillas palabras a la imagen; el espectador sabe que si Susan se va, Blossom volverá a no tener padres, porque Barrie acabará por volver a la bebida tras la no reconciliación (aspecto que se muestra justo antes que Susan abandone la casa), por lo que se genera tensión en la escena en si misma; lo que hace Cukor, es llevar la tensión argumental a la imagen, y posiciona la cámara en el único lugar donde podemos ver todo lo que sucede sin cortar el plano: entre el andén y el otro lado de las vías, entre los dos lugares, un tren que pasa que nos impide ver el andén donde se encuentra Susan, tomando una decisión.

El tren se va, y la cámara no se mueve, como Susan, y con ella, una decisión que marca el final de la película.

Como siempre, el guión en si mismo funciona, lo único que hace Cukor es exprimirlo para sacar el máximo partido de las emociones que constituyen el cine. Porque Cukor, en sus mejores y en sus peores películas, siempre fue un gran director.

Francesc Alarcón

13 de noviembre de 2017

comparte

Artículos destacados

París, Texas
París, Texas

“París, Texas” es una película dirigida por Wim Wenders en 1984. De esta obra quisiera remarcar la secuencia inicial. Ésta empieza con un pl ...

Cómo hacer una elipsis, 'Scarface' de Howard Hawks
Cómo hacer una elipsis, 'Scarface' de How ...

Howard Hawks (30 de mayo de 1896 – 26 de diciembre de 1977), fue un director de cine del Hollywood dorado; dirigió innumerables obras maestr ...